• IHNWoodbridge

El primer de los diez mandamientos - Sermón Dominical

Pastora Belkis Fernández

Lectura: Éxodo 20:1-3

¿Cuáles son dioses ajenos? Son prácticas de sustituir o reemplazar a Dios por cosas temporales en las cuales les damos más importancia a esas cosas o personas más que a Dios. El cuerpo, el ejercicio físico, la casa, el dinero, los amigos, la recreación, la vida sensual, la profesión, los amigos, las fiestas, la familia, el ego mismo, la obstinación o desobediencia, entre otras prácticas comunes. El Señor sabia el corazón del pueblo y les recuerda “Yo soy Jehová tu Dios que te saque de casa de servidumbre. Dios nos sacó del lodo cenagoso, y el pecado que es símbolo de esclavitud, no se enseñorea de nosotros. No tenga dioses ajenos, ten una relación personal, de amigo y confidente con Dios. Lo que somos, hacemos y nuestras expresiones y vocabularios tienen que reflejar que la gloria de Dios se ha manifestado en nuestras vidas, que dependemos de Él y su Nombre debe ser exaltado. Quitemos los dioses visibles e invisibles para los hombres. No hay cosa creada que no sea manifiesta en su presencia. Hebreos 4:13. Otros pueblos adoraban a otros dioses, pero nosotros no podemos dejar que esas prácticas dominen nuestras vidas. Sometamos nuestros pensamientos al dominio del Espíritu de Dios. Jesús dijo que no se puede servir a dos señores(a Dios y al materialismo/mammon. Mateo 6:24). Saúl cayó en la idolatría por su obstinación y desobediencia y perdió la oportunidad de ser ungido como rey de Israel. Hay pérdidas cuando comprometemos el lugar de Dios. ¡Ten cuidado! ¿De quién dependes, a qué le dedica más tiempo, más energía y recursos? No tengas dioses en tu corazón.

IGLESIA HISPANA DEL NAZARENO

WOODBRIDGE