• IHNWoodbridge

Cualidades/Éticas del Creyente - Sermón


Lectura: II Pedro 1:5-11 Pastora Belkis Fernández

Ya en la postrimería de su vida el apóstol Pedro aconseja a practicar diferentes cualidades que son básica para no contaminarnos con los estilos erróneos de conducta y para actuar en coherencia a nuestra ética cristiana. El apóstol Pedro anduvo con Jesús, experimentó momentos altos y momentos bajos. Su estilo rápido y violento, su gloria como su sufrimiento, su frustración como su gloria, entre otras experiencias, lo hicieron apto para enlistar cualidades que son parte del perfil de una persona transformada.

Incluyéndose así mismo señala, “Vosotros también, poniendo toda diligencia por esto mismo, añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento; 6 al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad; 7 a la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor”. (2 Pedro 1:5-7, versión Reina Valera 1960). ¿Estamos poniendo toda diligencia y añadiendo el carácter de Cristo? El apóstol sabía que iba a morir pronto por Cristo y utiliza el vocabulario de “añadir, agregar, ampliar”, en otras palabras a no ser escaso ni mezquino en nuestra conducta y ética. Si escaseamos, si estas cualidades no abundan; hay peligro. No caigamos en el olvido, ni en la ceguera espiritual, evitemos caer en una amnesia espiritual.

Estemos dispuestos a ejercer nuestra vocación y elección con los más altos estándares de excelencia de un siervo/a esclavo/a de Cristo, consagrado/a seguir el camino de la cruz de Cristo.


IGLESIA HISPANA DEL NAZARENO

WOODBRIDGE