• IHNWoodbridge

El Silencio y Maltrato de Jesús, él Inocente - Sermón

Lectura: Marcos 14:55-65

Pastora Belkis Fernández

Jesús, hizo silencio, mientras levantaban falsos testimonios. Le presionaban para que hablase, pero él callaba ¿Por qué tuvo que sufrir Jesús? Lo buscaban para matarlo y mal interpretaron sus palabras cuando dijo que iba a destruir el templo. ¿Cuándo decide hablar? Habla para responder a su identidad que era el Cristo y respondió diciendo “Yo Soy”. Lo catalogaron como una blasfemia, más sin embargo él contesta afirmando su deidad.

El texto bíblico luce cargado de palabras vanas, a Jesús le arreglaron su expediente para ser juzgado. A nadie se le ocurrió hablar del impacto que tuvo en los pobres, en los necesitados y a cuantas personas había sanado, sino en el peligro que constituía su presencia. Después de esto, comenzaron algunos a escupirle, a cubrirle su rostro, a darle puñetazos y bofetadas. Jesús sufrió el desprecio a causa del pecado de la humanidad.

¿Qué impacto tiene el maltrato de Jesús en nuestras vidas?

El sufrimiento pule el corazón, nos purifica y nos santifica. El apóstol Pablo dice que tenemos que completar los padecimientos de Cristo. Hay que predicar del sufrimiento de Jesús y convertirnos en portadores de las buenas noticias de nuestro libertador, de aquel que literalmente cumplió con la función de expiar nuestros pecados a través de su sangre. En el libro de los Hechos, el eunuco no entendía lo que leía, hasta que el Espíritu Santo utilizó a Felipe para explicarle lo que leía en Isaías 53:7-8 y sólo de enterarse del silencio de Jesús y su sufrimiento, bastó para entregarse y ser bautizado. ¿Quién ha creído a su anuncio? ¡Nosotros!, anunciemos este misterio que encierra verdades eternas.

IGLESIA HISPANA DEL NAZARENO

WOODBRIDGE