• IHNWoodbridge

La Vida Eterna - Sermón

Lectura: Romanos 6:19-23 Pastor Pedro Julio Fernández

Pedro en su primer mensaje del NT predicó un mensaje centrado en el Jesucristo y en él ES, los oyentes sintieron pena por ellos mismos y preguntaron, ¿Qué es lo que hay que hacer? Pedro no vaciló y dijo: Arrepentíos y sed bautizados cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de vuestros pecados, y recibiréis el don del Espíritu Santo. Hechos 2:37-39

En su segundo mensaje narrado en Hechos 3 reafirmó lo mismo al decirle a los oyentes: “Por tanto, arrepentíos y convertíos, para que vuestros pecados sean borrados, a fin de que tiempos de refrigerio vengan de la presencia del Señor” 3:19

“El arrepentimiento es el pesar que una persona siente por algo malo que ha hecho, dicho o bueno dejado de hacer. Quien se arrepiente cambia de opinión o deja de ser consecuente con un determinado compromiso.

Arrepentirse es un acto espontáneo, que debe surgir de la comprensión legítima de los propios errores, aunque esto no significa que no vuelvan a cometerse.

La dádiva de Dios es la salvación definida como vida eterna. Es un regalo de Dios para aquellos que aceptan a Jesucristo como Señor y Salvador. Dios demanda que de la misma manera que invertíamos tiempo y recursos para la práctica del pecado, cuyo resultado era la muerte, que ahora la inversión sea en la santificación, y como objetivo final, la vida eterna. (19-20) Que la vergüenza de haber hecho lo malo ante los ojos de Dios, nos impulse con más fuerza e intensidad a realizar lo bueno. Íbamos rápido rumbo a la muerte, ¿porque ahora ir tan despacio en el camino de la santidad?

La santificación se cultiva, se construye, se trabaja, se le pone empeño con tiempo, recursos y devoción. Oración, ayuno, congregación, ejercicio de la piedad, evangelismo, discipulado y testimonio.

Ahora tenemos por nuestro fruto la santificación, y como resultado la vida eterna. Porque la paga del pecado es muerte, pero la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.

#sermon

IGLESIA HISPANA DEL NAZARENO

WOODBRIDGE