• IHNWoodbridge

La Constancia de la Oración - Sermón

Lectura: Lucas 18:1-8 Pastora Belkis Fernández

Estamos viviendo en tiempo donde la fe de muchos está tambaleando y en una cultura de engaño y tanta falsedad la Escritura nos dice, “Pero primero es necesario que padezca mucho y sea desechado por esta generación”. (Lucas 17:25).

En medio de este escenario Jesús narra la historia de la viuda y el juez injusto para animarnos a usar la oración constante, ya que los dardos de fuego del maligno harán que muchos renuncien de su fe y no resistan. El Señor blinde nuestras vidas para que resistamos hasta el final. La circunstancia no debe movernos ni seguir las modas de la cultura de hoy. La oración sigue siendo una de las armas más poderosas para cancelar los planes del maligno.

Este pasaje hace una comparación entre Dios y el Juez injusto, vemos que la viuda insistía hoy, mañana y continuaba insistiendo hasta ver el problema resuelto. El juez malo cansado de esta viuda, para quitársela de encima le resolvió el problema. Y Dios, ¿No hará justicia a sus elegidos si claman a Dios día y noche? ¿Los hará esperar? Lucas 18:7 (Versión Biblia del Peregrino A.L) Jesús concluye diciendo, cuando el Hijo de hombre venga, ¿Encontrará esa fe en la tierra? Que tu oración sea genuina, no cedas, no te canses; insiste en ir al juez que juzgará a los vivos y a los muertos en su tribunal divino.

Dice Henry Ward Beecher: “Había un hombre en el pueblo, que robaba toda la leña que utilizaba. En las noches frías, salía de su casa y se llevaba la leña de distintas leñeras de las casas vecinas. Se hizo un cálculo, y se demostró que el hombre perdía más tiempo y trabajaba más para conseguir de este modo su combustible, que lo que hubiese hecho si hubiera trabajado honestamente. Y este ladrón es una figura de miles de hombres que trabajan mucho más para agradar a Satanás que lo que harían para agradar a Dios.” C. S. Spurgeon.

IGLESIA HISPANA DEL NAZARENO

WOODBRIDGE