• IHNWoodbridge

La Dignidad del Hombre - Sermón

Lectura: Salmo 8 Pastora Belkis Fernández

La gloria del ser humano es transitoria y a través de la naturaleza nos encontramos con el mismo autor de la creación y su sello queda plasmado. El salmista exclama ¡Oh Jehová nuestro, cuan glorioso es tu nombre en toda la tierra!

Su gloria esta sobre los cielos y su fundamento sobre los niños y las criaturas fundó la fortaleza, de manera que los planes del enemigo quedan cancelados, pues construye una fortaleza divina a través de Cristo para poder callar al enemigo. No en base a fuerzas humanas, sino celestial.

El salmista reconoce que, al ver los cielos, la luna y las estrellas, entonces se hace la siguiente pregunta: ¿Qué es el hombre, para que tengas de la memoria y el hijo del hombre, para que lo visites? ¿Por qué tiene Dios que ocuparse y recordarse del ser humano?

Para que no seamos orgullos nos ha hecho poco menor que los ángeles. No somos dioses, somos criaturas formadas a su imagen. Dios corona al hombre y le da el privilegio de señorearse sobre las obras de tus manos.

Dios le ha dado autoridad al hombre para dominar los animales, las aves y los peces. Es una gran oportunidad para verlo a través de la creación misma. Es como el padre de familia que sabe lo que puede darle a un hijo/a. Así el Señor, permite el uso de la razón, del intelecto para que hoy podamos ser agradecidos que no somos animales irracionales, sino que fuimos creados a imagen y semejanza de Dios y este es un gran privilegio que otras criaturas no la tienen. El salmista termina reconociendo que ¡Cuán grande es el nombre de Dios en toda la tierra!

IGLESIA HISPANA DEL NAZARENO

WOODBRIDGE