• IHNWoodbridge

Sembrando la Palabra de Cristo - Sermón

Lectura: Mateo 13:1-9 Pastora Belkis Fernández

Me imagino a Jesús, hablando con los trabajadores del campo, observando su arduo trabajo y las dificultades que tenían que enfrentar en terrenos complicados, sembrando y muchas veces recogiendo pocos frutos. Jesús en esta ocasión les comparte en parábolas, cuatro tipos de terrenos donde cae la semilla que ha sido sembrada.

  • Semillas que caen junto al camino. Poco después vinieron unos pájaros y se las comieron.

  • Semillas que cayeron en pedregales. La tierra era poco profunda, no tenían buenas raíces y se quemaron cuando salió el sol.

  • Semillas en espinos. Al crecer los espinos, apretaron las espigas de trigo y no las dejaron crecer.

  • Otras en buena tierra. Estas dieron fruto, cual a 100, 60 y 30 %.

Las que cayeron junto al camino, no le dieron tiempo a recibir la verdad y el enemigo rápidamente arrebató la semilla que ha quedado en la superficie. El que sembró en pedregales, respondió con motivación, pero no hubo arrepentimiento profundo, al venir la aflicción y recibir los golpes de la vida, se secaron. El que fue sembrado en espinos, el afán y las riquezas de este siglo, ahogaron la Palabra. El que sembró en buena tierra no solo oyó la Palabra, sino que también la entendió. Estos obtienen buenos resultados y producen frutos en diferentes proporciones.

El comentario Bíblico Beacon les llama, ‘El cuarteto de los corazones humanos’. El primero de corazón imposible, el segundo el corazón superficial, el tercero el corazón estrangulado y él cuatro el corazón constante’.

¿Quiénes están dispuestos a aceptar y obedecer la Palabra? ¿Con qué actitud recibimos el mensaje de Jesús? Siembra la buena noticia, anuncia las buenas nuevas de salvación, y recuerda que solo apreciarán aquellos que tienen sus oídos abiertos.

IGLESIA HISPANA DEL NAZARENO

WOODBRIDGE