• IHNWoodbridge

Centrados en Jesús - Sermón

Lectura: Lucas 9:62

Pastora Belkis Fernández


Jesús utiliza la figura del arado para ilustrar a un verdadero seguidor. El agricultor hace surcos a la tierra a través del arado y así permitir una buena preparación del terreno. Un buen arado ayudará para que las aguas circulen, para que las malezas sean desprendidas, ayuda allanar el terreno y sacar depredadores. Así Jesús ilustró a sus seguidores el compromiso con su Reino. En el arado antiguo y aun en el presente se emplean animales como bueyes o caballos; junto a herramientas y maquinarias.


Jesús estaba conversando con tres seguidores, uno que voluntariamente quería seguirle y los dos últimos, invitados por Jesús mismo. Esta última persona no negó seguirle, pero le puso una excusa al Señor: “Te seguiré, pero primero deja que me despida de mi familia, Jesús le dijo: El que pone la mano en el arado y luego mira atrás no es apto para el reino de Dios.” (NTV).


Qué tipo de seguidores Jesús anda buscando según Lucas 9:62:

  1. Seguidores no distraídos

  2. Seguidores idóneos

  3. Seguidores diligentes

Este último seguidor puso de excusa a su familia. La decisión debe ser firme, no vuelvo atrás. Voy a seguir a Cristo hasta el final. El compromiso es con su Reino y no pondré excusa. ¿Qué pasa cuando Cristo no es nuestra prioridad? ¿Cómo maneja tu tiempo? Céntrate en Jesús, prepara tu corazón para que puedas disfrutar del trabajo que mejor resultado vas a lograr, servirles a Cristo. Poner la mano en el arado es como asumir responsablemente mi llamado sin quitar la mirada de Jesús como lo dice Hebreos 12:1-2.

#sermon #BF

IGLESIA HISPANA DEL NAZARENO

WOODBRIDGE