• IHNWoodbridge

Derramamiento del Espíritu Santo - Sermón

Lectura: Hechos 2:1-4

Pastora Belkis Fernández


Cristo nos dejó al Espíritu Santo para que cada creyente se convierta en testigo de él. El Espíritu Santo se manifestó en un ambiente de oración y espera obediente. El Espíritu Santo a partir de ahora es derramado en los creyentes, sin ningún tipo de excepción.


En el día de Pentecostés, el cual se conoce también como la fiesta de los primeros frutos de la cosecha, cincuenta días después de la pascua, estaban los creyentes reunidos en un mismo lugar. Hubo un estruendo de un viento fuerte que llenó la casa donde estaban. Todos fueron llenos del Espíritu Santo y llamas de fuego posaron sobre ellos.


¿Cómo opera el Espíritu Santo en la vida del creyente?

  1. Es el Consolador que significa “paracletos” en griego. Se coloca al lado en procedimiento legales y criminales. Juan 14:16-17.

  2. El Espíritu Santo es la promesa del Padre de ser llenos y bautizados en el Espíritu Santo. Hechos 11: 15-18.

  3. El Espíritu Santo es el soplo de vida en el creyente. Genesis 2:7 y Juan 20:21-22.

El Señor comparte la bendición de su Espíritu con el creyente para que hoy seamos investidos del poder del Espíritu en nuestras vidas. El Espíritu Santo se reveló en las lenguas nativas de todas las naciones que estaban presentes para participar de la fiesta de Pentecostés. Esto fue una señal de inclusión para todas las naciones como se profetizó en Joel 2:28-32. Al principio hubo asombro en unos y confusión en otros porque se les oía hablar en su propia lengua, pero luego el apóstol Pedro en su primer sermón aclaró que esa experiencia fue el cumplimiento de las palabras de Cristo. Hoy recordamos, celebramos y compartimos la alegría de tener al Espíritu Santo en nosotros y con nosotros.

#Sermon #BF

IGLESIA HISPANA DEL NAZARENO

WOODBRIDGE