• IHNWoodbridge

Desprecio a la Palabra de Dios - Sermón

Lectura: Isaías 66:1-2 ; Jeremías 6:14

Pastora Belkis Fernández


El desprecio a la Palabra de Dios puede traer como resultado juicio. Los ojos de Dios están pendientes de aquellos que son humildes y que tiemblan ante su Palabra. Tanto Jeremías como el profeta Isaías, presentan escenarios de juicio de Dios, ante la pobre e indiferente respuesta de su pueblo.


Cuando el pueblo retornó del cautiverio, buscaban reconstruir el templo y el Señor le dijo, “El cielo es mi trono, y la tierra estrado de mis pies; ¿Dónde está la casa que me habréis de edificar y donde el lugar de mi reposo? Mis manos hicieron todas estas cosas. A pesar de todo esto, el pueblo decidió escoger sus propios caminos. La desobediencia a su Palabra, la idolatría y una religiosidad falsa, ayunando por ayunar, no para liberar a otros.

Veamos algunos problemas que tenía ese pueblo:

  1. Un corazón engrosado. Jeremías 4:4

  2. El Señor no encontró una persona que merecía el perdón. Jeremías 5:1-2

  3. Oración y ayunos sin frutos. Isaías 58: 2-4

En Jeremías 35, encontramos el modelo de obediencia de los recabitas, no bebieron por mantener la obediencia a sus padres. El Señor dice, yo les he hablado y ustedes no me obedecen; más sin embargo ellos obedecieron. Jeremías 35:14.


El consejo de Dios es pararse en los caminos, mirad y preguntad por las sendas antiguas, cual sea el buen camino y andad por él y hallareis descanso para vuestras almas. Jeremías 6:16. Aun este consejo, fue rechazado. El profeta Jeremías se entristece y se pregunta, ¿Por qué no hubo medicina para la hija de mi pueblo? Jer.8:20-22.

#Sermon #BF

IGLESIA HISPANA DEL NAZARENO

WOODBRIDGE