• IHNWoodbridge

El Impacto de Nuestras Palabras en la Familia - Sermón

Lectura: Salmo 39:1-2

Pastora Belkis Fernández


Atenderé a mis caminos y controlaré mis labios, mis asuntos personales y así evitaré pecar con mi lengua. ¡Voltearé mis ojos hacia adentro! Un consejo sencillo.

¿Por qué atender a nuestras vidas y no estar pendientes de la vida de otros? Hacer juicios, calumnias, sembrar discordia son de las cosas que Dios más odia. El consejo del salmo es atender lo que hago y cuidar lo que digo.


La lengua es el miembro del cuerpo que corrompe todo el cuerpo y hasta el infierno mismo la enciende. (Santiago 3:6). En la familia biológica y la familia de la fe ocurren tragedias, divisiones y es por la contaminación de las palabras.

¿Veamos un ejemplo de una familia biológica y la familia de la fe que puede ayudarnos?

  1. Hay una simbiosis entre el corazón y la boca y contaminan. Mateo 15:17-20

  2. La crítica en la familia biológica y de la fe, Dios la oye. Pon límites al hablar de su familia. Números 12:1-3

  3. Castigo de Dios y disciplina por hablar mal del líder. (Fuera del templo temporalmente, lepra y disgustos. Números 12:6-10)

¿Por qué lastimar al que ama? Moises no se defendió, sino que no respondió. La muerte y la vida están en el poder de la lengua. Prov. 18:21. Las palabras de bendición son medicina, pero la de maldición trae muerte.


Comúnmente un animal salvaje perdona a su especie, excepto que ahora con los cambios climáticos se están convirtiendo en depredadores de ellos mismos. No hace mucho que un jaguar mató a otro jaguar por la sequía y esto no es común entre ellos. Ellos evitan agresividad y se cuidan entre sí para no convertirse en depredadores de sus especies.


#Sermon #BF

IGLESIA HISPANA DEL NAZARENO

WOODBRIDGE