• IHNWoodbridge

Ya Cristo te Perdonó, Ahora, ¡Paga tu Deuda Pendiente! - Sermón

Lectura: Mateo 6:12

Pastora Belkis Fernández


En la oración del Padre Nuestro, Jesús nos dice, “Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores.” Mat.6:12. El perdón es el pago de una deuda pendiente. Cuando uno perdona, libera al que te hizo el mal y no toma en cuenta las faltas del otro. Perdona, entonces serás perdonado.


Isaías 53 revela el sacrificio vicario de Cristo y sus maltratos. Ya en Isaías 55, el profeta hace un llamado a dejar la impiedad y dice que Dios es amplio en perdonar. La buena noticia es el arrepentimiento para perdón de pecados. Pedro en Pentecostés fue un ejemplo al predicar arrepentimiento para perdón de pecados. (Hechos 2:38), Esteban, siendo apedreados, apeló al perdón.


Veamos algunos principios bíblicos del perdón:

  1. ¿Quién es responsable? Cada cual es responsable de su pecado o falta. Éxodo 32:31-34 (NTV)

  2. ¿Cuánto costó? Tu deuda costó su sangre, en el Nuevo Pacto. Mateo 26:28

  3. ¿Cuántas veces debo perdonar? Mateo 18:21-22

El perdón te lleva a un encuentro genuino de adoración. El perdón no tiene límites. Cristo es la imagen del Dios invisible y nosotros la imagen de Jesús. Fuimos creados a su imagen, para imitar su perdón, sus acciones y su amor. El perdón es la medicina para vivir en calidad de vida. Si no perdonas, puedes enfermar y hasta llegar a morir a destiempo.


¿Qué pasa si le retienes el perdón a alguien? Puede ser muy tarde o perderás un tiempo que pudiste invertir en apelar la sangre de Cristo. El perdonar es una buena obra la cual llevarás contigo, pues las buenas acciones continúan, aun después de muerto. Disfruta de una esperanza viva.

#Sermon #BF

IGLESIA HISPANA DEL NAZARENO

WOODBRIDGE