top of page

El Control del Enojo - Sermón

Lectura: Génesis 27:41-45

Pastora Belkis Fernández


Hoy podemos decir hasta que se calmen las cosas, hasta que se vaya la pandemia, hasta que podamos controlar la ira y el enojo. El enojo es una alteración que produce molestia en otros.


Al envejecer Isaac quería darle la bendición a su hijo primogénito, Esaú y como era la costumbre, pidió que le preparara una comida. Rebeca, su esposa al escuchar la conversación, buscó beneficiar a su otro hijo, a Jacob, adelantándose a esa petición. Esta crisis familiar, provocó que Jacob huyera de su hermano Esaú por el enojo provocado.


La madre tenía temor de perder a los dos hijos, en un día. Esaú estuvo muy enojado, y para no adelantar la muerte de su padre, pospuso el asesinato de su hermano Jacob y esperar enterrar a su padre. La madre pidió a Jacob que huyera. Los desacuerdos de familia, las injusticias y la dureza del corazón pueden desencadenar el enojo.


Escenarios donde se manifiesta el enojo

  1. Ante los conflictos familiares. Genesis 25:22-23

  2. Ante las acusaciones y la dureza del corazón. Jesús enojado. Marcos 3:5

Esaú entendió tarde y le dijo a su padre, ¿No tiene más que una sola bendición? Genesis 27:38. Las costumbres no están por encima de la soberanía de Dios. La obstinación, la rebeldía de querer obtener los beneficios de la bendición, pero sin Dios, no es efectivo.

Comments


bottom of page