top of page

La Responsabilidad de Oyente - Prédica

Lectura: Matero 13:1-9

Pastora Belkis Fernández, D.Min.


Jesús hace una radiografía de los oyentes y los compara con el campesino que siembra en diferentes terrenos. El evalúa y los clasifica en cuatro niveles. La primera semilla cayó junto al camino, la segunda cayó en pedregales, la tercera semilla cayó en espinos; y por último la cuarta semilla cayó en buena tierra. Siempre haciendo responsable al oyente.


El Señor hizo énfasis en “Oíd”, ya que el problema procede de la irresponsabilidad del hombre en oír la Escritura y cuidar su corazón para que lleve fruto. Luego dijo: “El que tiene oídos para oír, oiga”. ¿Será que hay personas que no tienen oídos para oír? O que oyen pesadamente.


Los campesinos trabajan duro para la producción de alimentos y por ende la subsistencia humana, depende de ellos. Cuando el creyente vive conforme a los mandatos bíblicos y cuando siembra la Palabra, es decir asume la evangelización como parte del estilo de vida del creyente, estos son de los que siembran con lágrimas y recibirán recompensa de parte del Señor.


Jesús observó los agricultores, las semillas, la tierra o terreno, además:

  • Vio semillas que caen en el camino, pisoteadas por las aves y por gente.

  • Vio semillas en pedregales, sin profundidad, ni raíz y quemadas por el sol.

  • Semillas en espinos, se veían abundante, fueron creciendo hasta que se ahogaron. Aquí apareció la mala hierba después de haberse arado.

  • Semillas en buena tierra, dieron frutos al 100%, al 60 y 30%.


Jesús nos advierte que Satanás puede robar la Palabra que fue sembrada en tu corazón, o que la diversión te convierta en una persona superficial, o los afanes de la vida te ahoguen. Dios quiere que produzca frutos al 100, 60 y 30%.


La persona cosecha lo que siembra y los reprobados no tendrán privilegios, más aquellos responsables de oír y practicar la Palabra han puesto toda su confianza en Dios y llevarán frutos.


predica

Comentarios


bottom of page